Y cuando sucede… te sientes especialmente afortunad@, ¿a que sí?

Hablo de esos PRECIOSOS momentos en la vida en los que, de la manera más insospechada, producto del azar o de una decisión que jamás de los jamases creerías que un día tomarías… una decisión incluso en inicio aparentemente trivial hace que…

Tachán!!

Te topes con una fuente de luz y más luz y más y más luz… que te permite volver a conectar con quién eres… de verdad, de verdad…

¿Te suena?

Ojalá te suene. Y si hace mucho que no ocurre… ¡sigue probando cosas nuevas que seguro tu momento llegará cuando menos lo esperes! 🙂

Del lado personal no os voy a hablar porque necesitaríamos horas y más horas de lectura y hoy tampoco me apetece hacer “nudismo emocional”… 😉

Pero en la parte profesional… Qué GENIAL cuando tienes la oportunidad de toparte con una persona como la que os presento abajo y “de repente” ocurren cosas como que te vayas a comer habiendo hecho en una sola mañana lo que normalmente te tomaría 4-5 días.

Chulo, ¿verdad?

Se llama CONECTAR, se llama EMOCIÓN, se llama HUMANIDAD, se llama CONFIANZA, se llama PROFESIONALIDAD DE LA BUENA, se llama VERDAD...

Aquí os dejo un post de la persona precursora de este subidón mañanero, este crear a toda máquina y no querer parar!! Sólo os diré… ¡que en su explicación se quedó muy corta! 🙂 Ya estás tardando en abrirlo:

https://cienciainterior.com/aspectos-fundamentales-para-la-buena-ayuda

Un abrazo!!!

Mari.